Comité de Familiares de Detenidos Desaparecidos en Honduras
Inicio Casos
Desaparecidos Testimonios
Publicaciones Documentos
Violadores DDHH Memorias Vivas
Historia Contacto

Index
Juan Blas Salazar Meza
Mario Raùl Hung Pacheco
Raymundo Alexander Hernández Santos
Roberto Arnaldo Erazo

 

 

 

 

 

 

 

 

Violadores de Derechos Humanos en la década de los 80`s

Juan Blas Salazar Meza

Coronel de Policía, Ex-Director de la Dirección Nacional de Investigación, cuerpo que lavaba las violaciones a los derechos humanos del Batallón de la Muerte 3-16.

Implicado en múltiples violaciones a los derechos humanos durante los años ochentas y los noventas. Entre 1982 y 1984 se desempeñó como Director Nacional de la DNI, cargo del cual fue separado a raíz de la tortura seguida de muerte del joven universitario Omar Vásquez en febrero de 1984.

Entre los crímenes imputados a este oficial de policía figura la detención ilegal, torturas y desaparición temporal de Luis Manuel Figueroa Guillen en 1983. Por este caso enfrenta una acusación criminal en el Tribunal Primero de Letras de Francisco Morazán. Asimismo guarda prisión en el Primer Batallón de Infantería por los delitos de abuso de autoridad, detención ilegal y asesinato en su grado de tentativa en perjuicio de seis estudiantes universitarios.

El 19 de mayo del 2003 el Tribunal lo encontró culpable de la detención ilegal de dos de los seis estudiantes pero ignoró los demás delitos imputados.

También debe responder por la desaparición en 1982 de Adán Avilez Fúnez y Amado Espinoza Paz en un juicio criminal que se le sigue en el Juzgado Primero de Letras de Choluteca y en el Juzgado Primero de Letras de lo Criminal de Francisco Morazán se le abrió proceso criminal por la desaparición de Nelson Mackay Chavarría y Miguel Francisco Carías, en febrero de 1982.

También es acusado de la tortura y detención ilegal de 24 sindicalistas, dos defensores de los derechos humanos y torturas contra varios dirigentes sociales y los asesinatos de Roberto Fino, Félix Martínez y Reynaldo Díaz y la desaparición permanente de Eduardo Lanza.

 
 
Reseña Histórica

En 1981 Honduras retorna al proceso democrático después de 20 años de dictaduras militares, pero este retorno del poder a manos de los civiles no significó respeto al Estado constitucionalista ni a los derechos humanos, por el contrario es en esta época que aplica -siguiendo mandatos de los EE.UU- la doctrina de Seguridad Nacional que ya se aplicaba en la América del Sur.
La desaparición Forzada

La práctica de desaparecer personas por razones políticas, se inicia en Honduras en el año de 1979, pero se practica con mayor intensidad a partir del año de 1981 .

Las Desapariciones Forzadas en Honduras han sido una práctica ejecutada y tolerada por las autoridades del Estado. La Desaparición de más de 200 personas es la prueba irrefutable de lo que la desaparición forzada fue una política de Estado durante los años ochenta.

Hogar contra el Olvido

Con el propósito de edificar un sitio conmemorativo de los detenidos desaparecidos y asesinados por motivos políticos en la década de 1980, el COFADEH adquirió –en 1999- un predio de 10,776 metros cuadrados en la aldea La Joya, municipio de Santa Ana, a unos 40 kms al sur de Tegucigalpa, zona de clima agradable y de gran belleza.

©2007 COFADEH