Contáctenos

 

Ante la brutalidad policial en la UNAH

Actualizado
6 agosto 2009

La agresión física contra la rectora de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras, Licenciada Julieta Castellanos, los miembros de la Junta de Dirección de ese centro de estudios y la juventud estudiantil en general, no tiene otro nombre que brutalidad.

El Comité de Familiares de Detenidos – Desaparecidos en Honduras (COFADEH) condena ese hecho y, al mismo tiempo, celebra la actitud valiente y heroica del estudiantado que defendió el territorio autónomo de la UNAH con hidalguía, hasta derrotar física y moralmente al piquete de antimotines lanzados por los golpistas.

El Ejército y la Policía Nacional están en guerra contra el pueblo, apuntando sus armas hacia las personas e instituciones que rechazan la arbitrariedad y usurpación del poder por la camarilla golpista.  Ante ese riesgo evidente, este Comité pone sus servicios a disposición de los padres y madres de familia, así como de la comunidad universitaria, que enfrenta a los despóticos.

La persecución o el odio por motivos políticos impide, obstruye, restringe y menoscaba de forma arbitraria el pleno ejercicio de los derechos y garantías fundamentales reconocidos en la Constitución y en la legislación internacional. Y no podemos permitirlos.

Contra esos signos oprobiosos tenemos que luchar y mantenernos firmes hasta erradicarlos de la cultura política hondureña.

Ha sido violado la autonomía universitaria, ejercida la intolerancia contra sus máximas autoridades e irrespetada la seguridad e integridad del estudiantado universitario, la mayoría jóvenes, la mayoría mujeres.

Hechos como los ocurridos el pasado 05 de agosto reclaman el ejercicio ciudadano del derecho contenido en el Art.3 de la Constitución de la República: la insurrección, en defensa de los derechos violados.

El Cofadeh anima, como muestra de rechazo a este acto represivo, a que todos los miembros de la comunidad universitaria expresen su condena y repulsa, en solidaridad con quienes sufren la violencia de un régimen ilegal, ilegítimo e impopular que ha tomado por asalto las instituciones del Estado.

Honduras no puede permitir que la formación en los valores de no violencia, igualdad y defensa de derechos constitucionales, sean cátedras sin rostro ni forma en momentos como el actual. La voz de la Universidad debe ser clara, libre y viril.

Como ocurrió en la década de los años ochentas, el ataque a la comunidad universitaria ocurre en un contexto de terror e inseguridad nacional, ejecutado por las instituciones golpistas: las asociaciones privadas, medios corporativos de comunicación, iglesias, partidos políticos y aparatos armados regulares e irregulares, que se empeñan en construir una “burbuja de normalidad”, que estallará en sus rostros.

El Golpe Militar asestado el 28 de junio dio paso a un gobierno genocida, irrespetuoso de la integridad, la libertad y la vida de las personas, como consta en las estadísticas trágicas de los últimos 40 días

En general, concluimos con un llamado a la población a que tome conciencia de los peligros reales que asechan a las voces estudiantiles, a los liderazgos sociales populares opuestos al salvajismo, contra quienes montan campañas que generan inseguridad y criminalización, previo a la comisión de hechos arbitrarios y atroces.

De los Hechos y de los hechores
Ni olvido ni perdón

COFADEH

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

2004 - 2008 COFADEH