Contáctenos

 

Comunicado


El Comité de Familiares de Detenidos Desaparecidos en Honduras (COFADEH) a la opinión pública nacional e internacional manifiesta que este primer viernes de julio no estamos en la Plaza de los Desaparecidos sino en las calles, junto al pueblo.

En estas calles nacimos y en estas calles continuamos exigiendo verdad y justicia. Hoy alzamos nuestras voces para condenar las acciones represivas que fuerzas policiales y militares han emprendido contra aquellos y aquellas que demandan el respeto a una ciudadanía que exige el retorno del presidente constitucional de la República , Manuel Zelaya Rosales.

Condenamos el golpe de Estado perpetrado contra el presidente Manuel Zelaya Rosales, así como la operación encubierta ordenada contra él para secuestrarlo y expatriarlo del país junto a la canciller Patricia Rodas, que pusieron en peligro inminente sus vidas.

De igual forma condenamos la presencia de miembros del batallón de la muerte 3-16 que están operando desde las estructuras del Estado y que están al servicio  de los grupos golpistas.

Condenamos la militarización absoluta del pueblo hondureño y  las instituciones del Estado, especialmente de la Dirección General de Migración que hoy está  a cargo del coronel en retiro Nelson Willy Mejía Mejía, que custodiaba los 7 mil perfiles de hondureños perseguidos durante la década de los años ochenta, para posteriormente ser desaparecidos.

En estos momentos han arreciado las operaciones encubiertas dirigidas por el capitán Billy Joya Améndola, ideólogo de las torturas, el terror y el horror sufrido por cientos de compatriotas en la década de los ochenta, ahora convertido en analista para perfilarlo como virtual ministro de alguna cartera del gobierno golpista.

La libertad de expresión, el derecho a la información y el ejercicio profesional del periodismo, continúan siendo violados por los “sin razón”, que mediante una campaña mediática pretenden justificar sus acciones golpistas.

Condenamos la censura a programas independientes y las amenazas, los seguimientos, la persecución y la represión hacia la  dirigencia del movimiento social.

Denunciamos que el grupo político que está al frente de las movilizaciones en apoyo del gobierno golpista conocido como Comité por la Paz y la Democracia , es el mismo que en los años ochenta se conoció como Alianza para el Progreso y Desarrollo de Honduras (APROH)., que mantiene un equipo de terror con escuadrones de la muerte.

Las medidas decretadas en el Congreso Nacional para suspender las garantías individuales y sociales de la ciudadanía que vive en territorio hondureño para poner el país en estado de sitio, no son más que acciones desesperadas,  cada vez que cometen una acción de esta naturaleza, en el mundo se exhiben como lo que son, violadores de derechos humanos.

El COFADEH advierte a los golpistas y violadores, que la comunidad internacional está vigilante de sus actuaciones y que no habrá oro ni plata que los silencie.

En ausencia de las entidades creadas en el país para defender y tutelar los derechos humanos, llamamos a la ciudadanía para que se avoque al COFADEH, al Centro de Prevención Tratamiento y Rehabilitación de la Tortura (CPTRT), al Comité para la Defensa de los Derechos Humanos en Honduras (CODEH) o al Centro de Investigación y Promoción de los Derechos Humanos (CIPRODEH).

¡De los hechos y de los hechores!
Ni olvido ni perdón

Tegucigalpa MDC viernes 3 de julio de 2009

 

 

 

 

 

 

 

 

2004 - 2008 COFADEH