Barrio La Plazuela, Av Cervantes, casa 1301. Teléfonos (504) 220- 5280 / 220- 7147. E-mail: mail@cofadeh.org / defensoresenlineacofadeh@gmail.com
Menú

Inicio

Quiénes somos

Misión y Visión

Historia

Documentos

Desaparecidos

Violadores de DDHH

Noticias

Comunicados

Enlaces
Defensores en línea

Blog Programa Jóvenes

Voces contra El Olvido (Audios)

Programa de Prevención de Jóvenes

Contactos

 

 


Encapuchados intentan secuestrar a joven universitario de la resistencia


Tegucigalpa, M. D. C.,
9 de marzo de 2010

Tomás Enrique García Castillo

Cinco encapuchados pretendieron secuestrar a Tomás Enrique García Castillo, un universitario integrante del Frente Nacional de Resistencia, a quien golpearon salvajemente porque se opuso a que lo introdujeran por la fuerza a un vehículo cuando regresaba por la noche de clases, en momentos en que caminaba entre la colonia Kennedy y la Víctor F. Ardón, el viernes 26 de febrero.

El sector donde transitaba se ha convertido en el centro de operaciones de hombres que realizan secuestros de sus víctimas miembros de la resistencia a quienes trasladan a cárceles clandestinas donde son sometidos a crueles torturas.

Entre ellas están el periodista César Omar Silva y los camarógrafos Ricardo Rodríguez y Manuel de Jesús Murillo Varela, así como mujeres que han denunciado intentos de secuestros similares a los que relata el joven universitario, incluso a uno de ellas le fracturaron su brazo cuando escapó de la agresión.

Aparte de ser miembro del Frente Nacional de Resistencia Popular, García Castillo integra la Coalición Patriótica y forma parte de la Unión Revolucionaria del Pueblo, URP .

“Venía de mis clases a las nueve de la noche, me bajé cerca de supermercado Paiz y caminé por un trecho un poco oscuro, de repente me interceptó un carro de donde salieron cinco tipos encapuchados que querían ingresarme a la fuerza al carro pero puse resistencia y no lograron su objetivo”, relató el muchacho que tiene su rostro muy golpeado.

Agregó que al oponerse al secuestro, los hombres que vestían chalecos, portaban armas de grueso calibre y tenían un acento extraño le golpeaban en la espalda con algo contundente, además de agredirle en el rostro los ojos , le daban de patadas y codazos y lo insultaban .

Describió a los encapuchados como fornidos y que tenían acento extranjero, “por lo que asumo que son paramilitares de otro país que están reprimiendo a los miembros de la resistencia que estamos activos en este país”.

El hecho ocurrió el viernes 26 de febrero en la colonia Kennedy Para él fue algo tan rápido pero el instinto de sobrevivencia le hizo escapar, “tenía la visión borrosa, pero en un momento alguien disparó y ellos salieron corriendo y se metieron al carro que era un Toyota gris, vidrios polarizados y sin placas”.

Pero a pesar del susto señaló que “esto a uno no lo detiene, estos golpes son de experiencia, de sabiduría, que ni las armas ni las balas nos van a doblegar”.

Se describió como un hombre que siempre ha estado con las luchas del pueblo,” cuando me metí de lleno en la resistencia y cuando fui al aeropuerto a traer las urnas, supe lo que iba a perder, mi trabajo, mi mujer, tuve una epifanía, supe el precio de todo esto, esto es el precio de defender las luchas sociales”.

Recomendó a sus compañeros universitarios que no tengamos miedo, que primero son las convicciones, los ideales, “vale la pena porque esta lucha es para el pueblo hondureño para que haya cambios, para que no exista esta cúpula.

A los jóvenes les digo que se preparen que no tengan miedo que los cambios van a venir”.

 

Cofadeh 2010

www.TheosCommerceStore.com