Barrio La Plazuela, Av Cervantes, casa 1301. Teléfonos (504) 220- 5280 / 220- 7147. E-mail: mail@cofadeh.org / defensoresenlineacofadeh@gmail.com
Menú

Inicio

Quiénes somos

Misión y Visión

Historia

Documentos

Desaparecidos

Violadores de DDHH

Noticias

Comunicados

Enlaces
Defensores en línea

Blog Programa Jóvenes

Voces contra El Olvido (Audios)

Programa de Prevención de Jóvenes

Contactos

 

 


Desconocidos tratan atropellar a profesora activa en la resistencia


Tegucigalpa, M. D. C.,
9 de marzo de 2010

Dunia Ruíz

“Un murito de cemento me salvó la vida cuando dos desconocidos en dos ocasiones trataron de atropellarme con un vehículo color negro, relató la profesora Dunia Ruíz, ante el Comité de Familiares de Detenidos Desaparecidos en Honduras, COFADEH, unos minutos después del hecho el pasado viernes 05 de marzo.

Ruíz ha sido una luchadora social que desde el Sindicato de Empleados Públicos, SIEMPE, más aún en el marco del golpe de Estado, y los actos de acoso y persecución contra su vida se incrementaron desde el 22 de septiembre, un día después de la llegada del presidente Manuel Zelaya Rosales, a la Embajada de Brasil, el año pasado, después de que se perpetrara el golpe de Estado.

“El 22 de septiembre después de que ocurrió el desalojo en la Embajada, observé dos vehículos, tipo coronela que pasaban frente a mi casa y se paraban casualmente, aparentando que estaban malos y bajaban los vidrios, además dos muchachos en motocicleta han llegado a buscarme a mi casa supuestamente a cobrar artículos, pero no tengo créditos en ninguna agencia”, denunció.

El viernes anterior en la primea ocasión en que le lanzaron el vehículo rozándole su pierna creyó que se trataba de alguien que no sabía conducir y se confió pero a los pocos minutos dos hombres la siguieron en el mismo carro el cual se lo lanzaron con la intencionalidad de atropellarla y que todo pasara como un mero accidente.

Al momento del atentado ella regresaba de cobrar una pensión alimenticia de sus hijos en las afueras de la capital hacia el oriente del país. Un joven del sector a quien ella preguntó si se trataba de habitantes de esa zona le informó que no pero que desde hacía rato la seguían.

Después del segundo intento para atropellarla el vehículo salió a toda velocidad, “cuando el carro se paró a media cuadra pudo observar que el hombre que iba de copiloto le hizo señas y el que venía manejando tenía un tatuaje de un dragón en el brazo izquierdo, quienes se bajaron más adelante en un billar, “pude ver que uno tenía una gran pistola”.

Ruíz procedió a tomar un taxi para protegerse de un tercer ataque, pero los hombres siguieron el auto que ella abordó. La persecución duró unos 15 minutos.

 

Cofadeh 2010

www.TheosCommerceStore.com