Y después de la Marcha ¿qué?

Han concluido en esta Capital siete días de caminata pacífica por cuatro rutas, tiempo durante el cual percibimos mayor nivel conciencia ambiental en centenares de comunidades del país.

Hemos insistido en el bosque, igual que en la minería, así como en los recursos costeros, las áreas protegidas, la agricultura campesina y el hábitat de los pueblos indígenas.

Sin embargo, durante estos días hemos recibido amenazas mezcladas con ofertas de diálogo y nos han exhibido el garrote al tiempo que la zanahoria.

Hemos teniendo que sortear mensajeros que exigían cancelar la caminata en pleno desarrollo, a petición del Gobierno, y tuvimos que desafiar a los constructores profesionales del miedo, desde los poderes reales y fácticos del país.

Por eso al final, coreamos todos en la Plaza La Merced: ¡sí se pudo!

Ahora, al apagarse las consignas de los marchistas que han retornado cansados a sus lugares de origen, permanecemos en esta Capital los miembros de la Comisión Nacional de la Marcha por la Vida.

Estamos listos y listas para construir la voluntad política que sea necesaria para impulsar el cumplimiento de las demandas, a nivel del Poder Ejecutivo y el Congreso Nacional.

Términos del diálogo

No queremos intermediarios que sean descalificados por su propia carencia de habilidad y voluntad política para resolver las demandas.

No buscamos a ministros y ministras que afirman ingenuamente que comparten la noble causa de la Marcha por la Vida, pero arquean las cejas al leer nuestras demandas.

No deseamos que nuestras peticiones sean confiadas a técnicos forestales o mineros secundarios, que representan un lenguaje amaestrado y dilatorio.

Aspiramos que el diálogo supere las pláticas de cortesía y que evite la trampa de las negociaciones que están de moda.

Deseamos que el diálogo avance al compromiso político de alto nivel, pues la protección, la conservación y aprovechamiento de los recursos naturales, no deben ser objeto de regateo.

Apostamos porque sea el Presidente de la República, quien a su vez es el empresario, el político y la autoridad nacional, quien asuma la conducción de los compromisos que implica voluntad política ante intereses millonarios y grupos de poder que debe enfrentar sin vacilaciones, para salvar lo que aún nos queda de recursos naturales.

Respuesta inicial del Gobierno

Tenemos que mostrar a la prensa las dos páginas que fueron enviadas ayer desde Casa Presidencial, sin formalismos de ninguna naturaleza: ni sellos, ni firmas ni membrete, a través de un consejero oficial que hace suyos los contenidos del papel.

No recibimos este gesto como una falta de respeto del Presidente a las comunidades de los cuatro puntos cardinales de Honduras, pero sí como una descortesía que debería superarse en el proceso.

El texto informal recibido ayer al cierre de la Marcha pretende responder cada uno de los incisos a las demandas específicas al Gobierno, en un tono que deja la impresión que “esto ya lo estamos haciendo” o “esto ya lo hicimos”, o “esto es responsabilidad de otras instancias”.

Deja también ese texto informal la clara impresión que obvia, en forma deliberada, el tema de las concesiones mineras irregulares otorgadas en los últimos cinco años.

Igualmente, evita referirse a la situación planteada en relación a los recursos costeros, en ambos litorales, y las amenazas hacia el hábitat natural de los pueblos culturalmente diferenciados del país, donde aún se conservan las mayores reservas de agua y bosques del país.

Queremos que escuchen directamente nuestras voces, que son parte de las voces de las comunidades que sacrificaron durante siete días sus vidas y las de sus familias.

Queremos estar dispuestos a continuar esta Marcha por la Vida, hasta recuperar la soberanía social y política de las comunidades directamente afectadas o directamente beneficiadas por los recursos naturales.

Queremos estar siempre atentos para evitar que se imponga la visión economicista sobre los recursos naturales, que representan la vida.

Invitación

Aceptamos la invitación del Presidente de la República para continuar la discusión de nuestro planteamiento, en hora y día que designe.

Comisión Nacional
Marcha por la Vida

 
Inicio
Desaparecidos
Historia
Publicaciones
Documentos
Casos
Voces contra el Olvido
Testimonios
Memorias Vivas
Violadores de DD.HH.
CONTACTENOS
© COFADEH, 2005 Contactenos - Inicio