Qué es y qué no es:
  • La Marcha por la Vida es una plataforma social de defensa de los recursos naturales.
  • Un punto de encuentro en la decisión de frenar la explotación a nivel nacional.
  • La continuación de la marcha realizada desde Olancho en Junio del 2003.
  • No es una actividad que finaliza este 30 de Junio en Tegucigalpa, ese día comienza.
  • No es la llegada, sino el regreso.
  • No es un acto para coincidir con el Gobierno ni para quebrar a gritos su ya maltrecha credibilidad.
  • Es el movimiento nacional de resistencia cívica a la destrucción de la vida, desde el lugar donde habitamos.

Principios:

  • Toda persona tiene derecho a vivir en un medio ambiente sano.
  • La Constitución proclama que el Estado tiene la obligación de proteger y mejorar el medioambiente.
  • La defensa de los recursos naturales equivale a la defensa del derecho a la vida.
  • El abandono del Estado de sus obligaciones constitucionales hace que las comunidades se conviertan en los principales defensores del medio ambiente.
  • Las actuales políticas económicas privilegian el capital sobre la vida, y exponen al país a nuevos desastres naturales.
  • Los programas y proyectos económicos, gubernamentales y privados, deben respetar el derecho de todos al medio ambiente.
  • La pobreza, la discriminación y la desprotección de nuestros recursos naturales, no tiene ningún límite ni control en Honduras.
  • Las soluciones a los problemas medioambientales no pueden darse sin la participación protagónica de nosotros y de nuestras comunidades.

Objetivo

Evidenciar la conspiración neoliberal contra las cuencas y humedales, los litorales y playas, los bosques de pino y mangle, los yacimientos de oro y plata, y la fauna silvestre a nivel nacional, además de afirmar el compromiso popular por su defensa, aprovechamiento y conservación.

Aclaración

Esta no es una procesión de ambientalistas románticos ni una peregrinación de turistas verdes que hacen dieta hacia la Capital.

Esta es una movilización popular que refleja la diversidad de una resistencia cívica nacional, frente al capital local y extranjero, que empobrece a los pueblos ricos de Honduras.

La Marcha Nacional por la Vida no detiene el tránsito en las carreteras, pero impide la circulación de cualquier vehículo con broza, productos o subproductos de madera y fauna silvestre.

Ejes de reclamación

  • Los 7 puntos contenidos en la proclama de 2003 en Olancho, sobre tala sin control de los bosques de pino.
  • La destrucción del bosque de mangle y la biodiversidad marina, por la agresividad de la camaricultura y agroindustria del Sur.
  • La contaminación química de las fuentes, cuencas y causes de agua dulce por la minería a cielo abierto, mediante concesionamientos corruptos a empresas extranjeras en todo el país.
  • La construcción de represas en zonas de reserva forestal y hábitat de pueblos culturalmente diferenciados.
  • La pérdida creciente de la soberanía nacional en los litorales atlántico y pacífico, en violación a la Constitución de la República.
  • La privatización del agua dulce para consumo humano y otros recursos naturales a empresas extranjeras.
  • El abandono de las áreas protegidas y su traspaso a manos privadas, para provecho personal, no comunitario o social.
  • la producción térmica de energía a gran escala, que produce enrarecimiento del aire y eleva la factura petrolera.
  • la “exportación” de la fauna silvestre.

Demandas específicas

Del Gobierno:

  1. Ordenar una veda inmediata de la tala de bosques hecha por aserraderos legalizados o clandestinos, en tanto el Estado no cuente con una legislación y una institución adecuada para ejecutar una política forestal, consensuada con la ciudadanía.
  2. Abolir la Ley de Minería y clausurar la Dirección de Fomento de la Minería, substituyéndola por un organismo que atienda los intereses nacionales y no extranjeros.
  3. Cumplir los acuerdos internacionales que declaran las biosferas como patrimonio de la humanidad, sometidas hoy a un saqueo intenso.
  4. Respetar las normas establecidas por la Organización Internacional del Trabajo (OIT), tanto en fábricas, zonas maquiladoras, campos de cultivo u otros espacios ocupacionales, que suelen tener prácticas ambientales y laborales lesivas.

De los organismos internacionales:

  1. Que exijan a sus contrapartes locales la aplicación de las normas y políticas internacionales ambientales suscritas por el Estado.
  2. Que sean coherentes en la ejecución de proyectos y programas que no atenten contra el medio ambiente.
  3. Apoyar los esfuerzos de las organizaciones sociales que promueven el aumento de la conciencia pública y la vigilancia ciudadana de los recursos naturales.
  4. Respetar el carácter estratégico del agua, estableciendo que no puede ser cedida bajo ningún concepto a personas naturales o jurídicas extranjeras.
  5. Reconocer que el modelo de ajuste neoliberal acentúa la debilidad social y ecológica de Honduras.

De nosotros mismos:

  1. Mayor esfuerzo en proteger y fomentar el medioambiente mediante la acción solidaria, con visión nacional desde el ámbito local.
  2. Exigir el principio de transparencia y rendición de cuentas a los gobiernos nacionales y municipales.
  3. Asumir por nuestra propia cuenta la protección y el fomento del medio ambiente por los medios que sean necesarios.
  4. Todas las comunidades tienen el deber de cooperar entre sí en la defensa del medio ambiente.

Acciones inmediatas:

  • Frenar cualquier represión a los participantes de esta Marcha y garantizar su retorno a sus lugares de origen.
  • Investigar y capturar a quienes ponen precio a la vida de los participantes en la Marcha y en la lucha por el medio ambiente.
  • Acabar con la impunidad policial y judicial que contribuye al saqueo de los recursos naturales.
  • Sentenciar a los asesinos de Janeth Kawas, Carlos Luna, Carlos Escaleras, Carlos Flores y otros mártires del Medio Ambiente.

Denuncia

Previo a esta Marcha, el Gobierno intentó apropiarse de sus objetivos y metas a través de una Cadena Nacional, de spots televisivos y rumores inducidos entre líderes políticos, e incluso de organizaciones sociales, haciendo creer que la misma responde a intereses oficiales.

Como no tuvo efecto la primera estrategia confusionista de afirmar que Castro, Chávez, la CIA y Casa Presidencial impulsaban esta movilización popular, el Gobierno ha recurrido a la táctica de apropiación de las banderas honestas del pueblo hondureño.

Que nadie se confunda si es digno, que nadie se esconda si es honesto, que nadie censure si no aporta, que nadie corra sin antes caminar. Esta Marcha no se olvida.

Todos
“Por los bosques, los minerales, la tierra, el agua, los litorales... por la vida, esta marcha no se olvida”.

“Si hoy defendemos la vida, heredaremos vida; si consentimos la destrucción, heredaremos muerte. Tú decides”.

¡La Vida se defiende con VIDA!

El derecho a la Vida

El pueblo de Honduras camina para defender su derecho a la Vida, amenazado de diversas formas en los últimos años. No queda otro camino que avanzar en su defensa pacífica y creativa, esto es lo que hacemos en Junio y lo que haremos en los meses y años venideros.

Hemos dialogado en varias mesas durante varios meses, por muchas horas a nivel central, pero no hemos disfrutado la solución de los compromisos firmados y verbalmente convenidos con las autoridades. El diálogo sólo le da tiempo a los destructores. Ellos imponen el robo, el saqueo, las explosiones, los arreglos paralelos, y ante esto, las comunidades también hemos empezado a reaccionar conscientes que, si no defendemos nuestro terruño, nadie lo hará por nosotros desde la Capital.

Compartimos que la vida es inviolable, y que la miseria, la humillación y la muerte no son tolerables. No se puede permitir la entrega de las riquezas naturales a la codicia o a la ambición de unos cuantos, porque acabamos perjudicados todos.

Seguiremos el camino de la paz, de la resistencia cívica por una convivencia amigable con la Naturaleza, no importa si tenemos que pagar con vida.

Le solicito al pueblo que no pida permiso para defender su vida, su dignidad humana le autoriza a hacerlo. Y que no piense que la caminata es hacia la tierra prometida, sino hacia su propia conciencia. Es hoy, pues mañana será tarde.

P. Andrés Tamayo
MAO-COFADEH
Comisión Nacional “Marcha por la Vida”

 
Inicio
Desaparecidos
Historia
Publicaciones
Documentos
Casos
Voces contra el Olvido
Testimonios
Memorias Vivas
Violadores de DD.HH.
CONTACTENOS
© COFADEH, 2005 Contactenos - Inicio